Pasta amatriciana. ¡Prueba conseguida y excitante!

Home / Recetas / Primeros platos / Pasta amatriciana. ¡Prueba conseguida y excitante!

Pasta amatriciana. ¡Prueba conseguida y excitante!

El cocinero vuelve a estar encerrado en la bodega y sin internet, con lo que no amenaza -al menos hoy- con una de sus recetas de la COCINA NO ES TAN COMPLICADA. El riesgo persiste porque tendremos que sacarle de vez en cuando a respirar el aire puro de la brisa marina.

Mientras, el Grumete amenaza con hacernos un postre de crema de limón. Por si acaso adentrémonos en el mar de la pasta para llegar saciados al puerto desconocido que nos propone el aprendiz.

Hoy es sábado-sabadete, la mar está en calma y El Capitán se ha animado a pergeñar un plato que le robamos a  unos romanos malandrines en el Puerto de  Civitavecchia, la Pasta a la Amatriciana o como la hacían en Amatrice en el Lazio.

El resultado ha sido notable y exitoso, aunque el Grumete pelota diga que sobresaliente. Picante, eso sí, pero agradable para salir de la pasta de siempre.

Ingredientes

-500 g de pasta seca al gusto (Aquí fueron Papardelle, pero vale para los Farfalle, Espaguetti, etc. Al Capitán le gusta la pasta con más cuerpo)
– 2 Dientes de ajo
– 1 Cebolla
– ½ Pimiento rojo
– 500 g de tomate maduro rallado
– 1 Guindilla cayena (El Capitán puso 2 pequeñas para darle emoción)
– 200 g de bacon
– 1 Cuña de queso parmesano para rallar (Tranquilos que no nos la gastamos entera)
– Sal
– Pimienta (Siempre mejor recién molida)
– Aceite de oliva virgen
– Orégano fresco (o el que haya

Preparación

¿Hace falta que os diga que ponemos a cocer la pasta en agua hirviendo, echándole un puñadito de sal cuando hierva el agua y que no echaremos la pasta hasta que boorbotee el agua? ¿Y que la mantengáis durante el tiempo que dice el fabricante porque cada uno es muy suyo y cada pasta más? ¿Y que mejor algún minuto menos de lo que dice el fabricante en el paquete para que quede AL DENTE que es como está más buena? ¿Hace falta todo lo anterior? ¿De verdad? Pues ya está, lo hice.

Picamos el ajo, la cebolla, el pimiento y la guindilla y a la sartén-wok o cacerola  (por ese orden) con el aceite (no quedarse cortos). Pochamos un poco (CHUP-CHUP). Disfrutamos del aroma del sofritillo que se hace  a fuego medio (jugamos con el fuego, según necesidad) .Incorporamos el bacon (cortado en lonchas o dados pequeños) y dejamos que se dore. Añadimos el tomate dejamos que se cueza a fuego suaaaaveee. Cuando coja cuerpo la salsa rallamos el parmesano abundantemente.

Dejamos caer la salsa sobre la pasta y mezclamos.

Espolvoreamos el orégano fresco (si tenéis la suerte de encontrarlo) y si no el seco (en este caso lo mezclamos otra vez y añadimos un poco de perejil que da el tono)

Y a la mesa.

Aviso:

Si picamos la (las) cayena se perderá en la salsa y, claro, no la encontraréis pero le dará un maravilloso tono picante a la salsa y, por ende, a la pasta y podremos dar un ¡Mamma mía! por todo lo alto.

Foto: thepinkpeppercorn via photopin cc

El Capitán
El Capitán
Blog Gastronómico Grumete
Artículos relacionados

Deja un comentario

Empieza a escribir y pulsa Enter para buscar

EnsaladaMixtacroquetasOK