Mini croissants, para olvidar…

Home / Recetas / Postres y dulces / Mini croissants, para olvidar…

Mini croissants, para olvidar…

…para olvidar las penas durante el rato que tardamos en comérnoslos; mejor eso que un lingotazo etílico. Su cabeza lo agradecerá aunque quizás no sus michelines o cartucheras.

Si la ignorancia es la madre del atrevimiento soy feliz en mi incultura culinaria porque paso a paso voy aprendiendo a fuerza de intentarlo y de probar. El atrevimiento manda y El Capitán quiso probar y sorprender a la tripulación con alguna hojaldrada y parece que el resultado ha sido bueno. Todo empezó con las caracolas de jamón y queso, inspiradas en las de Julius en Canal Cocina y ha acabado, de momento, en unos deliciosos mini croissants. Ya llegarán las caracolas, tranquilos.

Mini croissants

Ingredientes

– Más o menos para cinco glotones, incluidas las delicadas bocas de dos futuras nueras de exquisito paladar.

– 2 masas de hojaldre refrigeradas (Hemos probado varias y la que mejor resultado ha dado ha sido la de La Cocinera, pero nos consta que hay otras buenas. Lo siento pero no me gusta la básica de Carrefour, se cuartea enseguida)

– Azúcar blanco

– 2 huevos (No ver más significado que el simple de la cantidad usada por El Capitán)

– Chorrito de agua

Preparación

No estoy tan loco -de momento- como para pedir al lector que piense en hacer la masa de hojaldre en casita. Demasiada paciencia, demasiado trabajo, demasiadas capas de mantequilla, y demasiadas palabras ya para explicarlo. Así que a buscar la que más nos guste de las refrigeradas.

Procederemos a sacar del frigo la masa de hojaldre. No sacarla demasiado pronto que si no se queda blandiblú y resulta harto difícil cortarla con sentido.

Si la masa de hojaldre es redonda hacemos un corte a la mitad y luego en el otro sentido para lograr cuatro cuartos. Cada cuarto lo dividiremos en tres triángulos (isósceles, jeje, de dos lados iguales y otro más pequeño), con lo que haciendo las cuentas pertinentes nos saldrán 12 triangulitos-porciones de unos 6-7 centímetros en el lado más pequeño.

Si la masa es rectangular lo tenemos más crudo (no el hojaldre que estará igual de crudo que si es redonda) para la elaboración. Cogemos regla, escuadra y cartabón y hacemos los referidos triángulos de unos 7 cm. el lado más pequeño y unos 15 los otros dos.

Batimos dos huevos con 3 cucharadas de azúcar. Pintamos los triángulos por dentro con el huevo y los enrollamos desde el lado pequeño hasta la punta opuesta, dejando esta en la parte inferior y plegando si queremos los laterales de cada croissant para darle la forma conocida y los depositamos ya en la bandeja de horno con el papel sulfurizado habitual. Si se dejan tal cual se enrollan, también molan, tú. Volvemos a pintar por fuera con el huevo azucarado y al hornooooooo, que habremos precalentado previamente a 200º. Bajamos a 180º y a esperar unos 15 minutos (siempre atentos porque puede ser ese tiempo o un poco más según el horno que tengamos).

croissants4

Mientras se ponen monos y bronceados los minis hacemos un almíbar (¿qué?) . ¿Cuándo?: ya lo hemos dicho mientras se broncean los mini croissants en el horno o antes o cuándo queráis, tened iniciativa leñe. ¿Cómo?: poniendo en un cazo la misma cantidad de agua que de azúcar; en este caso bastará con poquito, es decir una taza pequeña -de café- con agua y la misma cantidad de azúcar, o menos pero siempre en la misma proporción; poner a fuego medio e ir moviendo para disolver el azúcar y cuando llegue a ebullición y lo notemos un poco espeso ya estará. ¿Por qué?: porque cuando saquemos los mini croissants del horno (se supone que ya hechos y con un color envidiable) les daremos una pintada con el almíbar y les dará otro toque dulce, brillante y mu fashion.

¡Qué párrafo más periodístico me ha quedado el anterior, por Dios!

Ahora a dejarlos enfriar o zamparlos calientes y a disfrutar. Os aseguro que merecen la pena. Ohhhhhh

Alternativas:

– Espolvorear la masa con azúcar glass antes de cortarla en triángulos. Espolvorearla con azúcar normal y pasar un poco el rodillo sobre la masa para que se incruste el azúcar en la misma.
– Haced los triángulos más grandes para que los croissants dejen de ser minis y puedan llegar a ser maxis.

Ahora vas y lo twiteas.

Habrá más de hojaldre, prometido.

 

 

El Capitán
El Capitán
Blog Gastronómico Grumete
Artículos relacionados
Mostrando 2 comentarios
  • Elena
    Responder

    Me han comentado que el hojaldre de La Sirena es realmente bueno.

  • MONSACBLOG
    Responder

    Tengo la gran suerte de haberlos probado y son EXQUISITOS. Un 10,no, un 11mejor para el capitán.Fáciles de hacer y perfectos para desayunar o merendar. :)Enhorabuena!

Deja un comentario

Empieza a escribir y pulsa Enter para buscar

sesamoLomo